Más Música= más niños inteligentes...

Estamos conectados a las nuevas tecnologías todo el día. 
Por ejemplo, cuando nos despierta la alarma del móvil por las mañanas, o cuando llegamos a casa del trabajo y vamos directos a la tablet para conectarnos a las redes sociales.
Las nuevas tecnologías han revolucionado nuestro día a día y, aunque no nos demos cuenta, también han cambiado nuestro cerebro.
​Si quieres hijos inteligentes, menos tecnología y más música
En una entrevista publicada en el diario La Vanguardia, David Bueno i Torrens, autor del libro “Cerebroflexia”, afirma: "Las nuevas tecnologías provocan que las personas tengan menos conexiones en la zona de gestión de la memoria del cerebro porque parte de esta función la han externalizado hacia los aparatos digitales: pocos se acuerdan ya del número de teléfono de sus amigos”.
¿Pero puede ser que las nuevas tecnologías nos hagan más o menos inteligentes? Estudios recientes afirman que si queremos hijos inteligentes hay que tener cuidado con el uso de las nuevas tecnologías. Además, parece ser que la clave para desarrollar la inteligencia de un niño es la música (concretamente, tocar instrumentos).
El ambiente familiar y la actitud de los padres son decisivos en el desarrollo intelectual y el rendimiento escolar de los hijos. Si hablamos de este último aspecto, es decir el rendimiento escolar, Frances Glascoe, profesora de pediatría en la Universidad Vanderbilt de Berlín, explica que “se ha comprobado que los niños que crecen en hogares donde la conversación, la lectura y la música están presentes tienden a tener cociente intelectual más alto y obtienen mejores calificaciones en la escuela".
Por tanto, esos padres que suelen dejar a sus hijos mirando la televisión o jugando con videojuegos deben saber que esto puede afectar a su rendimiento académico futuro, puesaquellos niños que interactúan frecuentemente con sus progenitores e incluso el resto de la familia consiguen un mayor desarrollo de la inteligencia.
Los psicólogos y educadores llevan décadas alertando a los padres de los efectos nocivos de los aparatos tecnológicos (incluida la televisión) en los pequeños de la casa. Álvaro Bilbao, autor del libro "El cerebro del niño explicado a los padres", advierte: “La clave del desarrollo del cerebro los más pequeños está en las relaciones con sus padres. La genética puede tener un peso importante, pero sin el ambiente familiar el desarrollo potencial del cerebro no se hará realidad”.
Es cierto que estos dispositivos tecnológicos utilizados de manera apropiada pueden resultar positivos, pero es habitual que muchos padres, para poder tener instante de tranquilidad, dejen a sus hijos mirando la televisión o conectados al Ipad sin ningún tipo de control. Es necesario ir con cuidado con esto, puesto que una investigación publicada en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, y llevada a cabo por la Universidad Sainte Justine de Quebec y la Universidad de Michigan, demuestra que los niños que a los 2, 3 y 4 años de edad pasan más horas frente a la televisión tienen mayores problemas en el colegio. Por ejemplo, tienen un descenso del 6% por ciento de logro en matemáticas. continuar leyendo...