La música desarrolla el cerebro de los niños pequeños

Un experimento desarrollado por psicólogos canadienses ha comprobado que la enseñanza musical acelera el desarrollo del córtex cerebral de los niños de maternal y primaria, así como que tiene un efecto positivo sobre la memoria y la atención de los más pequeños. La mejora de la capacidad de memorización alcanzada gracias a la música facilita el aprendizaje de la lectura, de la escritura y de las matemáticas, así como el desarrollo de la capacidad de ubicarse en un entorno e incluso el coeficiente intelectual.


La música mejora las capacidades cognitivas de los niños, según un estudio que publica la revista Brain. El estudio fue desarrollado por psicólogos de la Universidad McMaster de Canadá, que compararon los efectos del aprendizaje de la música sobre la sensibilidad de los niños y sobre su capacidad de memorización. 
Los investigadores hicieron un seguimiento de dos años a dos grupos de niños de edades comprendidas entre los cuatro y los seis años. El primer grupo recibió durante un año enseñanzas musicales extraescolares según el método Suzuki, mientras que el segundo grupo no recibió enseñanza musical alguna. 
Durante el año que duró el experimento, los investigadores chequearon a los niños cuatro veces. El chequeo consistía en medir la actividad de su cerebro a través de la técnica conocida como magnetoencefalografía, mientras los niños escuchaban dos tipos de música: una procedente de un violín y otra de una algazara. 
Los resultados del experimento fueron diferentes para los dos grupos de niños. Los que habían seguido el método Suzuki mostraron una mayor sensibilidad hacia la melodía emanada de un instrumento como el violón, lo que según los psicólogos significa una maduración acelerada del córtex cerebral. 
Además, estos niños alcanzaron una capacidad de memorización más importante que los del segundo grupo, incluso desde la primera evaluación, ocurrida a los cuatro meses de iniciado el experimento.
Según los investigadores, liderados por Laurel Trainor, profesora de Psicología, Neurociencia y Conducta de la McMaster University en Hamilton, Canadá, es la primera vez que un estudio muestra las respuestas del cerebro pueden evolucionar de manera diferente en el transcurso de un año, según los niños hayan sido formados o no en el conocimiento y la experiencia musical. 
Aunque estudios anteriores habían demostrado ya que los niños mayores que recibían clases de música experimentaban más mejoras en su coeficiente intelectual (CI) que los que iban a clases de teatro, este es el primer estudio que identifica estos efectos en mediciones cerebrales de niños más pequeños. 
Nota de E. MArtinez para Tendencias21


A  todos los que han dejado sus saludos y los que lo han hecho via mail por el segundo año de Do Mi Sol:
Muchas Gracias!!!

3 comentarios:

Maria dijo...

Hola Claudia
Yo aprendí musica desde muy chica y me encantan la mayoria de los instrumentos.
Todos los niños deberian aprender música desde muy chicos, no solo para facilitarle el aprendizaje, tambien para desarrollar su espiritualidad y su sensibilidad por el arte.
Con la música tambien expresamos nuestras emociones.
Besos

no cabe duda de que la Música es beneficiosa...pero a mí ver a esos bebés con la "magnetoencefalografía" esa puesta en la cabeza me da penita...y me pregunto ¿serán igual de beneficiosos estos experimentos para el cerebro de los bebés?


un besote Claudia

Franziska dijo...

Es muy interesante esta información, así que la he copiado y se la voy a pasar a mi hija para que se plantee darle a su hijo alguna educación en ese sentido.