Piano a 4 manos

Orígenes 
Se puede decir que el hecho de hallar a dos pianistas tocando juntos en un mismo teclado es un fenómeno que aparece a mediados del siglo XVIII, tomando su auge durante todo el siglo XIX y extendiéndose hasta el XX. Viene a coincidir en cierto modo con la aparición de dos pianistas ante dos instrumentos de tecla diferentes (podrían ser dos clavecines, dos órganos, o la mezcla de ambos), que es lo que llamamos "Dúo de Pianos". Recordemos, por ejemplo, los "Conciertos para dos instrumentos de tecla" del padre Antonio Soler. 
Repertorio
El repertorio para piano a cuatro manos es mucho más extenso de lo que se suele creer; digo esto nada más comenzar, pues todavía se tiene la idea de que el tocar a cuatro manos es un poco cosa de niños principiantes. Ha sido la respuesta que me han dado en varias ocasiones representantes de conciertos y presidentes de sociedades musicales. 
Las primeras obras que recuerdo de la combinación de dos instrumentistas sobre un solo teclado son las "Sonatas" de los hijos de Bach, las de Félix Máximo López (1742-1821), y la Sonata Kv. 19 de W. A. Mozart. El famoso cuadro debido al pintor Della Croce, en el que se ve a los dos hermanos Mozart sentados ante un solo instrumento de tecla, bien vigilados por su padre, puede ser muestra de ello. 
Dificultades técnicas
Varias son las dificultades que aparecen en la interpretación de este tipo de dúos. Una es la igualdad de los ataques: un pianista puede atacar unas décimas de segundo detrás de un violín, pongo por caso, sin que se cree ninguna mala sensación; pero este defecto repetido varias veces en el piano a cuatro manos produce un efecto realmente insoportable, ya que denota una enorme sensación de falta de compenetración y conjunto; otra, más de aspecto físico si se quiere, es el continuo estorbo que se interfiere entre las dos personas integrantes: el cuerpo, las manos, los cruces de éstas, el levantar a tiempo los dedos de las teclas cuando la coincidencia de ambos en ellas es muy próxima, el terminar las frases al mismo tiempo, etc., tanto que algunos opinan que es mucho más incómoda la ejecución ante un solo piano que a dos pianos, aunque aquí el problema del ajuste en el ataque sea un poco mayor.

Ext. de: El piano a cuatro manos como música de cámara y como fenómeno social 
Por Miguel Zanetti. Para leer la nota completa hacer clic aquí.
En otras entradas anteriores hemos conocido al dúo de piano Anderson & Roe y ahora les dejo otros grandes músicos interpretando a 4 manos.


MUSICADEMIA: la educacion musical en su sitio.

2 comentarios:

Maria dijo...

Hola Claudia
Muy buena tu entrada!
Suena genial!!!
Besos y muy buen fin de semana!

MIGUEL NONAY dijo...

No dejo de sorprenderme lo poco que se y lo que aprendo contigo.

Gracias por la información y por enseñarnos tanto


Besitos y feliz semana



A Salto De Mata