Beethoven - Compositor nacido en diciembre




Ludwig van Beethoven nacio en Bonn (Alemania) un 16 de diciembre de 1770. Fue un compositor, director de orquesta  y  pianista aleman.  Su legado musical  se extendió, cronológicamente, desde el periodo clasico  hasta inicios del romanticismo musical.

Su arte se expresó en numerosos géneros y aunque las sinfonias  fueron la fuente principal de su popularidad internacional, su impacto resultó ser mayormente significativo en sus obras para piano y musica de camara.
El padre de Beethoven estaba muy impresionado por el hecho de que W. A. Mozart  daba conciertos a los siete años y quería que su hijo siguiera sus pasos. Con la intención de hacer de Ludwig un nuevo niño prodigio, comenzó a enseñarle piano, organo y clarinete a temprana edad. Sin embargo, el estudio musical coartó el desarrollo afectivo del joven, que apenas se relacionaba con otros niños. En mitad de la noche, Ludwig era sacado de la cama para que tocara piano a los conocidos de Johann, a quienes quería impresionar; esto causaba que estuviera cansado en la escuela. Ya era usual que dejara de asistir a clases y se quedara en casa para practicar música.

Éstos no eran los únicos problemas. El padre era alcoholico, y la madre estaba frecuentemente enferma.
El 26 de marzo de 1778, cuando tenía 7 años, Beethoven realizó su primera actuación en público en Colonia. Su padre afirmó que la edad de Ludwig era de 6 años, para que el músico pareciera más joven y destacar su precocidad. En 1782, cuando contaba con 11 años de edad, Beethoven publicó su primera composición titulada 9 Variaciones sobre una Marcha de Erns Christoph Dressler (WoO 63).
Beethoven encuentra una vía de escape de la presión familiar en 1787 cuando, con 17 años, marcha a la capital austriaca apoyado por el conde Waldstein, quien sufraga los gastos del viaje y, lo más importante, le convence de sus posibilidades de éxito. Parece que durante este viaje a Viena  tuvo lugar un fugaz encuentro con Mozart. En relación a este encuentro, solo existen textos de discutible autenticidad. De cualquier modo, la leyenda dice que Mozart habría dicho: «Recuerden su nombre, este joven hará hablar al mundo».
Al poco tiempo su madre enfermó gravemente y su padre le pidió por carta que regresara a Bonn inmediatamente. Fallece su madre y su padre a causa del alcoholismo poco despues fue encarcelado. Tras esto, el joven Ludwig tuvo que asumir la responsabilidad y se vio obligado a mantener a sus hermanos y a sí mismo, tocando el violin  con una orquesta  y dando clases de piano  durante cinco años, mientras que su padre seguía preso. Su padre falleció finalmente el 18 de diciembre de 1792.
En 1792 el príncipe elector de Bonn vuelve a financiar un viaje a Viena, ciudad en la que permaneció el resto de su vida componiendo, tratando de alcanzar un reconocimiento social a su persona por medio del arte y sufriendo un mal particularmente terrible para él: la sordera.
Muy pronto Beethoven dejó de necesitar los conciertos y recitales en los salones de la corte para sobrevivir. Los editores se disputaban sus obras; además, la aristocracia  austriaca, quizás avergonzada por la muerte de Mozart en la pobreza, le asignó una pension anual. Debido a la pérdida de sus capacidades auditivas, se entregó a una febril actividad creadora, y, a la par, sufrió penalidades personales producidas por dos desengaños amorosos. No llegó a casarse nunca pero se le atribuyen varios romances, sobre todo entre damas de la nobleza.
Beethoven pasó los últimos años de su vida casi totalmente aislado por la sordera, relacionándose solamente con algunos de sus amigos a través de los «cuadernos de conversación», que le sirvieron como medio de comunicación. Su último gran éxito fue la Novena Sinfonia, terminada en 1823. El estreno  tuvo lugar el 7 de mayo de 1824 y fue un rotundo éxito a pesar de las dificultades técnicas que la sinfonía entrañaba.
A pesar de los cuidados de su médico y el cariño de sus amigos, la maltrecha salud del músico, que había padecido problemas hepaticos durante toda su vida, empeoró. Esos últimos días le acompañaron F. Schubert, quien en realidad no se atrevió a visitar al maestro, pero un amigo de ambos le mostró al moribundo las partituras de sus lieder, que Beethoven tuvo oportunidad de admirar y se le atribuye la frase: «es verdad que en este Schubert se encuentra una chispa divina», recordando el comentario que sobre él hiciera Mozart y haciendo el cumplido que no hiciera a ningún otro músico.
El 20 de marzo escribe: «estoy seguro de que me iré muy pronto». Y el día 23, entre los estertores del moribundo, algunas fuentes indican que exclamó: «Aplaudid amigos, comedia finita est» («La comedia ha terminado»). Fallece el 27 de marzo de 1827 en Viena. Dos días después de su fallecimiento, el 29 de marzo, tuvo lugar el funeral. Se celebró en la Iglesia de la Santa Trinidad, distante un par de cuadras del domicilio de Beethoven, y en él se interpretó el Requiem de Mozart. Al mismo asistieron más de 20.000 personas.
Estudios realizados en el Centro de Tratamiento Pfeiffer en Warrenville (Illinois) en 2005 han revelado algunos datos sobre las causas de su muerte. Los análisis de un mechón de su cabello y de un fragmento de su craneo dieron como resultado la existencia de altas concentraciones de plomo, lo que indica que el compositor podría haber padecido saturnismo. Aparentemente Beethoven ingería agua contaminada con plomo, que se obtenía de un arroyo campestre creyendo que tenía propiedades curativas. Últimas investigaciones señalan que fue por el plomo de los vasos que usaba para beber. A raíz de dichos estudios se pudo saber que el compositor padecía problemas estomacales desde los 20 años y que en ocasiones sufría crisis depresivas.  Los problemas estomacales y el cambio de personalidad que sufrió a los 20 años concuerdan con el diagnóstico de envenenamiento por plomo. Hay muchisimo para agregar, esto es solo un breve comentario sobre su vida a modo de recuerdo y reconocimiento.  por mas datos aqui.


9 comentarios:

Nelita dijo...

Hola Claudia Muchas gracias por pasar x mi blog, tambien nosotros te deseamos a ti y flia Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo.
Que el 2010 sea para todos un buen año con salud y prosperidad besos para todos

joselop44 dijo...

Es uno de los más grandes. Me encanta.
Saludos

Maria dijo...

Hola Claudia
Muy buena entrada!! Muy completa, ideal para homenajear a uno de los referentes máximos de la música clásica.
Besos

Extractos... dijo...

Mis mejores deseos para ti en estas fechas y en las próximas.
Felices Fietas

Abrazotes

lidia dijo...

paso a agradecer tu comentario en bohemia,muchas gracias, siempre me parace una proesa escribir sobre tal o cual famoso de la historia...yo no puedo!te felicito por beethoven y demas...
gracias un abrazo
lidia-la escriba
www.deloquenosehabla.blogspot.com

pasa si queres

Conocí a Beethoven gracias al Disco Gordo de Petete a los 4 años. No fue sino hasta mi adolescencia cuando compre un cassette de ejecutado por el chileno Claudio Arrau y en donde pude deleitarme con Patetica (su seguno movimiento es intensamente melancolíco y romántico) Claro de Luna y l uego empece con otras.
Todo un genio, gracias por recordarnos que nació en este bello mes.
Un abrazo!

http://www.youtube.com/watch?v=n2nG1bt7IBM&feature=player_embedded

lidia dijo...

claudia eres un sol! tanto blog que hay por ahi y nos encontramos,esta bueno!
gracias por visitarme!
lidia-la escriba
www.deloquenosehabla.blogspot.com


pasa cuando quieras

Miguel dijo...

Hola Claudia.
Impresionante Beethoven y todo lo que nos cuentas sobre el.
Besos amiga.

MIGUEL NONAY dijo...

Hola Claudia,
Otro de mis favoritos, junto con Bach, Mozart, Strauss (uno de ellos), y alguno más.

La 5ª, Séptima y Novena, son mis preferidas.

Te deseo lo mejor para tí y tus seres queridos para este nuevo año que nos llega.

Besitos y Feliz Navidad

A Salto De Mata